Almendra

En Provenza, la floración del almendro tiene lugar entre febrero y marzo, siendo una de las más tempranas del año. Los campos se cubren de flores rosas y blancas, ofreciendo un espectáculo muy emotivo.

Hasta el principio del siglo pasado, el almendro era un símbolo importante del paisaje provenzal. Sin embargo, a partir de los años 30, los nuevos cultivos más rentables y la mecanización de la agricultura amenazaron el cultivo de este árbol. L’OCCITANE desea que este árbol emblemático encuentre de nuevo el lugar que se merece en el paisaje provenzal, por lo que se aprovisiona con productores de almendras locales.

Trazabilidad

Utilizando en sus fórmulas almendras cultivadas en el sur de Francia, L’OCCITANE fomenta las filiales y las familias que trabajan este cultivo, como la explotación familiar de Monsieur Jaubert, cultivador de almendros en la meseta de Valensole, en los Alpes de la Alta-Provenza.

Monsieur Jaubert : « He plantado a día de hoy unos 10.000 almendros, es mi contribución para un planeta mejor. Los árboles nos enseñan la importancia de la sabiduría y del respeto. Si los tratas bien, ellos te lo agradecen con altos rendimientos.»

Patente de Eficacia registrada

L’OCCITANE ha desarrollado un complejo exclusivo a base de proteínas de almendras para reafirmar y alisar el cuerpo. Contiene proteínas de almendras (alisadoras), de silicio (reafirmantes) y aceites esenciales de siempreviva, palmarosa y menta piperita (tonificantes).

¿Sabías que… ?

Con sus raíces profundas y la débil evaporación de sus hojas, el almendro está perfectamente protegido de la sequedad. Adaptado a la región, nos ofrece altos rendimientos.