Nuestra política de tests de producto

Por favor, tómate tu tiempo para leer y entender nuestra posición al respecto de este tema tan importante.

L’OCCITANE nunca ha testado sus productos terminados en animales y activamente realiza acciones para asegurar que sus materias primas no se testan en animales. No hay absolutamente ningún plan de cambiar nuestra posición en este tema tan importante. Desde su creación, L’OCCITANE ha defendido esta causa mediante el rechazo de usar en sus fórmulas ningún producto de origen animal excepto productos derivados de la miel de abeja.

L’OCCITANE ha estado comprometida con asociaciones como One Voice. Además, fue una de las primeras compañías admitidas en la lista de la Unión Británica para la Abolición de la Vivisección (BUAV) en 1997. Esta asociación ha decidido en Diciembre de 2011, eliminar de su lista compañías que operan en China, porque las autoridades chinas pueden llevar a cabo tests limitados cuando registran productos para vender en su mercado local. En ningún momento L’OCCITANE ha practicado este tipo de tests, pero sin embargo, ha sido eliminada de esta lista por no poder aportar pruebas de que estos tests no se han llevado nunca a cabo por las autoridades chinas.

Mientras L’OCCITANE respeta el derecho de los diferentes países en el mundo para disponer de sus propias leyes y regulaciones, participamos activamente en llevar a cabo acciones para abolir los test en animales alrededor del mundo. L’OCCITANE considera que es contraproductivo privar al país más poblado del mundo de productos que no han sido sometidos a tests en animales cuando son desarrollados y producidos de otra manera, los consumidores Chinos tendrán solo acceso a productos que han sido testados y las compañías que sí aprueban los tests con animales sólo crecerán y prosperarán en el futuro- el resultado contrario al que se pretende conseguir con este debate.

L’OCCITANE quiere seguir participando en la abolición de los tests en animales alrededor del mundo. Por esta razón, L’OCCITANE está ahora conectada con la BUAV para entablar el diálogo con China y presionarlos para que permitan alternativas. A L’OCCITANE le gustaría destacar que a comienzos del 2011, la compañía formó parte del coloquio de Pequín, junto a la BUAV y las autoridades chinas, que buscaban implementar tests alternativos, reconocidos por esas mismas autorisades. Estos tests , reemplazarían todas las pruebas llevadas a cabo actualmente en China.