Siempreviva Biológica

La Siempreviva es una flor que incluso recolectada, jamás se marchita. Su nombre en latín, Helichrysum, significa “sol de oro”, reflejo de sus magníficas flores doradas. En Córcega es la flor emblemática de la región y posee un perfume embriagador.

Córcega tiene su propio jardín: La Balagne. En el corazón de esta región aromática, al borde de los caminos de arena, es donde L´OCCITANE descubrió en 2001 esta extraordinaria planta que crece en estado salvaje.

La Siempreviva posee virtudes medicinales muy conocidas en las tradiciones mediterráneas, entre ellas: anti-hematomas, antiinflamatoria (cien veces más poderosa que la árnica), cicatrizante.

Trazabilidad

Desde el descubrimiento de las formidables propiedades de la flor de Siempreviva, la recolección silvestre se ha multiplicado. Siempre que se lleve a cabo dentro de un marco de condiciones sostenibles, la recolección permite sanear el monte y contribuye indirectamente en la lucha contra los incendios. Sin embargo, los volúmenes recolectados, no permiten asegurar un abastecimiento sostenible. Por ello, L´ OCCITANE lanzó en 2004 un programa de plantación de cultivo de Siempreviva Biológica en Córcega, dentro del respeto de la agricultura biológica. A día de hoy, 8 cultivadores participan en el programa y han plantado Siempreviva biológica en Balagne y en la Llanura Oriental. La calidad y la trazabilidad están garantizadas desde la cosecha hasta la destilación de la planta, que es llevada a cabo por 3 destiladores. Este programa representa hoy cerca de 45 hectáreas.

En palabras de nuestro primer destilador, Albrecht Von Keyserlingk: “La destilación es un arte, no una teoría, la habilidad manual es la que define la calidad. Con una tonelada de flores frescas obtenemos entre 1 y 2 kg de aceite esencial”.

Stephan Francisci, plantó progresivamente las 5 primeras hectáreas entre Bastia y Porto-Vecchio. “Por cada flor cultivada, una flor salvaje queda protegida en los montes de Córcega”

¿Sabías que…?
  • Las flores son recogidas por la mañana y destiladas esa misma noche en el mismo lugar, con el fin de extraer de ellas todos sus principios.
  • 1 hectárea representa 5 toneladas de vegetal, lo que constituye 10 kg de aceite esencial.