¿Cómo lavarse las manos correctamente?

lavar-bien-las-manos lavar-bien-las-manos

Diariamente, nuestras manos tocan una multitud de cosas. Dar la mano, apoyarse sobre el pasamanos de las escaleras, etc.

Por lo tanto, es esencial lavarlas con más frecuencia que el resto del cuerpo y cuidarlas.

¡Encuentra todos nuestros consejos para lavarse bien las manos, manteniéndolas suaves!

¿Por qué debemos lavar las manos?

lavar-bien-las-manos lavar-bien-las-manos

Todos los días, nuestras manos están en primera línea contra la suciedad, gérmenes, microbios, bacterias y agresiones externas.

Tocamos muchos objetos, manipulamos nuestros teléfonos u ordenadores, las usamos para jardinería, trabajos manuales o para cocinar... Toda esta secuencia de gestos promueve la propagación de la suciedad.

Las manos son nuestras herramientas cotidianas y por ello es importante cuidarlas.

¡La mejor manera es lavarse las manos!

¿Cuáles son los gestos importantes para lavar bien las manos?

Aquí unos pasos simples para lavarse las manos de manera efectiva:

lavar-las-manos-paso-1 lavar-las-manos-paso-1

Mójate las manos con agua limpia.

Agrega un poco de jabón líquido o sólido.

Un truco: nuestros jabones, formulados con aceites vegetales, hidratarán tus manos al mismo tiempo.

lavar-las-manos-paso-2 lavar-las-manos-paso-2

Frota las palmas juntas varias veces.

Frota la palma de tu mano derecha sobre el dorso de tu mano izquierda. Haz lo mismo alternando manos.

Cruza los dedos entre ellos para enjabonar los espacios interdigitales.

Frota tus uñas contra las palmas de tus manos.

lavar-las-manos-paso-3 lavar-las-manos-paso-3

Enjuaga bien con agua limpia.

Seca las manos con una toalla limpia o una secadora.

En 30 segundos sus manos están suaves, limpias y delicadamente perfumadas con un suave aroma provenzal.

Cuida los detalles

lavar-las-manos lavar-las-manos

Durante el lavado de tus manos es importante no olvidar ciertos detalles:

  • Lava bien cada centímetro y/o pligue de las manos que puede olvidarse al ir demasiado rápido.
  • No dudes ampliar el lavado con jabón a las muñecas.
  • Toma el tiempo necesario para limpiar las uñas.
  • Para secarlas, usa una toalla desechable o limpia.

¿Con qué frecuencia debemos lavar las manos?

Como bien sabemos, las manos son nuestra herramienta más activa.

El lavado de manos debe hacerse con más frecuencia que el lavado del cuerpo.

Pero algunas acciones implican un lavado más frecuente para garantizar nuestra salud y comodidad:

  • Antes, durante y después de manipular alimentos en la cocina.
  • Antes de cada comida.
  • Después de estornudar, sonarse la nariz o toser.
  • Después de ir al baño.
  • Después de usar el transporte público.
  • Después de tocar objetos sucios, como el cubo de basura.
  • Después de tocar un animal.
  • Antes y después de ayudar a una persona enferma.
lavar-bien-las-manos lavar-bien-las-manos

¿Qué productos usar para lavar las manos?

mejor-jabon-para-lavar-las-manos mejor-jabon-para-lavar-las-manos

Para lavar las manos tenemos varias opciones. Cada una depende de la situación en la que nos encontremos.

Si hay un grifo cerca, siempre será mejor lavarse las manos con jabón líquido o jabón sólido y agua. Esta es la mejor opción para una higiene impecable.

Usar jabón líquido o jabón sólido durante un mínimo de 20 segundos, y usar los gestos correctos como los que enseñamos anteriormente, será la mejor manera de limpiarse las manos de manera efectiva.

Si no tienes agua corriente a mano, usar un gel hidroalcohólico, también llamado gel antibacteriano o gel desinfectante, puede ser una buena solución.

Usa geles que contengan entre 60 y 70% de alcohol para garantizar una higiene ideal y frota las manos durante al menos 30 segundos para que el producto sea efectivo. Al igual que con el jabón, no olvides ninguna parte de las manos (uñas, muñecas, dedos, pulgar) para garantizar una limpieza efectiva.

gel-manos-limpias gel-manos-limpias

Ver todos los limpiadores de manos

Después de lavar las manos

Lavar las manos frecuentemente puede causar ciertas molestias:

  • piel seca
  • manos más ásperas
  • falta de elasticidad en la piel

De hecho, cuando nos lavamos las manos con demasiada frecuencia, la piel pierde sus aceites naturales y la hidratación de la piel se reduce. Es importante cuidar esta parte del cuerpo con cremas adecuadas para el uso diario.

Inmediatamente después del lavado, cuando tus manos estén limpias y secas, aplica una pequeña cantidad de hidratante. Con un acabado no pegajoso, nuestras cremas que contienen manteca de karité, hidratan adecuadamente mientras dejan tus manos suaves, flexibles y ligeramente perfumadas.

¡Este gesto completa la rutina de lavado de manos a la perfección!

cuidados-de-manos-hidratacion cuidados-de-manos-hidratacion

Ver todas las cremas de manos

¡Piensa en nuestras ecorrecargas!