¿Cómo mantener el bronceado después del verano?

mantener el bronceado mantener el bronceado

Mantener el bronceado el mayor tiempo posible se convierte en la obsesión de belleza después del verano.

Es sabido que estar moreno sube la moral. Desafortunadamente, año tras año, el verano pasa demasiado rápido. Debemos dejar atrás la playa y las terrazas para encerrarnos de nuevo y perder el color a medida que se acortan los días. Para luchar contra esto y mantener tu piel bronceada por más tiempo L'OCCITANE te invita a reinventar tu rutina de belleza. Tu piel morena por más tiempo y más sana que nunca.

Hidratar la piel, la clave para conservar el bronceado

Cuidar tu piel a diario implica una buena hidratación. Tanto en invierno como en verano, en casa o de vacaciones, es una prioridad. Aunque los protectores solares contienen ingredientes grasos, no olvides que su objetivo es proteger la piel de los rayos solares y no hidratarla.

Por eso, es esencial nutrir tu piel a diario, mañana y noche, a lo largo de todo el año con una crema o leche hidratante específica. Esto es lo que permite que tu bronceado se mantenga más tiempo después de la vuelta de vacaciones. 

hidratacion de la piel hidratacion de la piel
ducha ducha

En la ducha utiliza un gel hidratante como la Crema de Ducha Karité, que limpia tu piel suavemente gracias a su textura fundente dejando un perfume de suavidad para contrarrestar las altas temperaturas. Si sientes que tu piel está particularmente seca, el Aceite de Ducha Almendra es tu aliado para suavizar intensamente tu piel dejando un aroma delicado.

Para un baño espumoso goloso y nutritivo elige la Espuma Suavidad Flores de Cerezo que te sumerge en un ambiente suave y florido.

Prolonga el momento de relajación con la Crema Ultra Ligera Batida de Cuerpo. Enriquecida con manteca de Karité, te asegura una piel suave y perfectamente nutrida hasta el siguiente baño. 

Para las pieles más secas y deshidratadas, cuenta con la Crema Ultra Rica de Cuerpo de Karité para proteger de manera permanente y efectiva de la sequedad de la piel.

Aplica tu crema hidratante mañana y noche en el cuerpo y la cara durante el tiempo de exposición al sol. Una piel sana e hidratada es una piel que mantiene mejor el bronceado.

crema de cuerpo crema de cuerpo

Exfolia para eliminar las células muertas y las impurezas

exfoliante para el cuerpo exfoliante para el cuerpo

Mientras te expones al sol evita exfoliar tu piel. Durante este perido la piel tiende a hacerse más gruesa para protegerse, mejor no molestarla exfoliando. 

Sin embargo, a tu regreso, para prolongar tu bronceado y mantener una piel morena y luminosa, el exfoliante es esencial. No tengas miedo de borrar tu bronceado con este tratamiento, al contrario. El sol y los baños repetidos tienden a debilitar tu piel.

Al exfoliarte con productos suaves, como la Ducha Exfoliante Almendra por ejemplo, luchas contra la acumulación de células muertas que empañan la piel y devuelves la intensidad a tu bronceado. Para un resultado óptimo, exfolia cara y cuerpo una o dos veces por semana al regreso de tus vacaciones.

Alimentos a tener en cuenta para mantener el bronceado

Si bien es importante elegir productos hidratantes y exfoliantes que mantengan tu piel dorada por más tiempo después de las vacaciones, es importante saber que la belleza de tu piel también depende de tu alimentación.

Sí, el cuidado de tu piel también se sienta a la mesa. Algunas frutas y verduras son famosas por prolongar los efectos del sol.

alimentation saine belle peau alimentation saine belle peau
alimentacion rica betacarotenos alimentacion rica betacarotenos

Es el caso de las zanahorias, pimientos, melones, albaricoques, sandías y tomates.

En general, los alimentos rojos y naranjas son buenos para prolongar el bronceado. Al ser ricos en betacaroteno, ayudan a revivir tu bronceado. Las verduras como las espinacas y el brócoli también son muy buenas para la piel, gracias a su alto contenido en vitamina A.

Bronceado con moderación

Lo has comprendido, mantener el bronceado es una tarea que comienza desde la primera exposición al sol. Para evitar debilitar y dañar tu piel ten cuidado de no exponerla en las horas más calurosas del día y asegúrate de aplicar protector solar regularmente (cada dos horas y después de cada baño). Para broncearte de manera segura, evita la exposición de tu piel al sol entre las 12 del mediodía y las 4 de la tarde. Un bronceado que dura es un bronceado adquirido gradualmente

Y cuando llegue el momento de que tu bronceado desaparezca, ¡piensa en el maquillaje dorado y brillante que hará que tu piel brille de nuevo mientras esperas el regreso del sol!

proteccion uv proteccion uv

¿Más trucos de belleza?