La Siempreviva

UNA FLOR ÚNICA

La siempreviva de L'Occitane, de propiedades regeneradoras, es recolectada y destilada en Córcega. En colaboración con agricultores y a través de un programa de cultivo biológico, L'Occitane produce el aceite esencial de siempreviva puro y sensorial de su gama antiedad Divina.

Trazabilidad

Un abastecimiento ético

La Siempreviva está considerada como una de las plantas más duras del planeta. En cosmética, es muy valorada por sus propiedades antioxidantes, regenerantes y calmantes.  L’OCCITANE la descubrió en Córcega en 2001 y extrajo, por destilación, su aceite esencial. Los resultados obtenidos fueron tan excepcionales, que en 2004 la firma creó allí la primera plantación biológica de esta flor que crecía de forma salvaje, pero que hasta entonces no había sido cosechada con éxito. Hoy dispone de 50 hectáreas cultivadas de plantación orgánica gracias a un compromiso sostenible con 6 agricultores/destiladores. La calidad y la trazabilidad están garantizadas desde la recogida hasta la destilación.