productrice immortelle bio

Pascale Chérubin

Productora de Siempreviva en Córcega

LA PRIMERA MUJER EN CULTIVAR LA SIEMPREVIVA ORGÁNICA EN CÓRCEGA

Cultivar la Siempreviva con pasión y savoir-faire

Permítenos presentarte a Pascale Chérubin, la primera mujer en cultivar las famosas flores de Siempreviva. Hoy posee siete hectáreas en Córcega, donde cultiva esta flor con propiedades excepcionales.

Después de estudiar biología y obtener una maestría en ecobiología, el destino llevó a Pascale a Córcega en 1994. Fue allí donde se enamoró de las flores de siempreviva, que cubrieron la tierra con una alfombra amarilla durante los meses más calurosos del año.

Pascale ha estado trabajando con L'OCCITANE desde 2006, y utiliza métodos de agricultura orgánica para producir flores de Siempreviva. Estas se destilan en aceite esencial, presente en  parte de nuestros productos y especialmente nuestras cremas antienvejecimiento.

DE LA VIDA EN LA CIUDAD A LA AGRICULTURA ORGÁNICA

productora de siempreviva orgánica
Nacida y criada en el Marne, rodeada de viñedos ondulantes donde florecen las uvas de Champagne, Pascale conoció a su esposo en París. Pero su aventura comenzó cuando le ofrecieron un nuevo trabajo a su esposo. Ella y su familia se mudaron de los bulevares de París a la florida campiña corsa, donde Pascale descubrió  y se enamoró de la flor siempreviva. Según ella, "este nuevo lugar nos fue perfecto: una vida en el campo, en un entorno magnífico y preservado".

En Córcega, Pascale utilizó su maestría en ecobiología y su experiencia docente para acercarse un poco más a la naturaleza. Comenzó capacitando a futuros agricultores en el manejo del suelo y la producción de plantas y se unió a la asociación CIVAM Bio Corse para capacitarlos en métodos de agricultura orgánica.

 
productora de siempreviva orgánica
Pascale vio que la creciente demanda de Siempreviva ponía en peligro el ecosistema corso salvaje. Cultivarlo en sí mismo protegería la tierra. Por eso ella afirma:

"Los destiladores han producido aceite esencial de siempreviva desde la década de 1990 en Córcega, pero han usado flores silvestres. El cultivo de las flores de siempreviva puso fin a la sobreexplotación y fue el comienzo de una nueva industria en la isla gracias a L'OCCITANE. Por esto quise producir flores de la siempreviva corsa ".

Pascale quería practicar lo que predicaba, por lo que ella y su familia comenzaron a buscar su propia granja.

PASCALE Y LA SIEMPREVIVA - UNA HISTORIA DE AMOR

flores de siempreviva
La admiración de Pascale por esta flor fragante se basa en su capacidad de adaptación. "Me gusta la flor de siempreviva porque es poderosa pero refinada al mismo tiempo", explica. "Es perfumada y produce un aceite precioso. Crece en condiciones extremadamente difíciles pero sigue siendo hermosa. Me encanta esta combinación de resistencia y belleza".

Pascale también celebra el hecho de que su amor por la flor se ha convertido en una parte importante de su existencia. "Aunque no trabajo diariamente en mis cultivos, mi familia y yo vivimos en el corazón de nuestros campos", dice ella. "La flor de siempreviva está en el ritmo de nuestras vidas y vivimos con ella todos los días".

SEMBRAR SEMILLAS PARA PROTEGER LA TIERRA

agricultura de siempreviva orgánica
En 2006, CIVAM Bio presentó Pascale a L'OCCITANE. Al mismo tiempo, ella encontró la granja perfecta. Pascale recuerda los comienzos. "Inicialmente cosechamos semillas silvestres, las enviamos a la escuela de horticultura de Romans-sur-Isère, en Francia, para que germinaran y nos enviaran plantas que podríamos plantar", dijo. "¡La gente que caminaba alrededor se preguntaba qué habíamos plantado en medio de un campo de piedra!"

Hoy, los cultivos de siempreviva de Pascale se nutren de agua de lluvia natural y un poco de fertilizante orgánico. La flor está "perfectamente adaptada a las condiciones climáticas cálidas y secas y al suelo corso, fino y pedregoso".

EL RITMO DE LAS FLORES Y LA VIDA DE FAMILIA

flores de siempreviva
Hoy, la casa de Pascale se encuentra en medio de los campos, rodeada de estas magníficas flores amarillas. El ritmo de la granja sigue el ritmo de su vida familiar. Las cosechas tienen lugar durante las últimas dos semanas de junio o principios de julio, cuando el verano comienza a iluminar la isla con su luz brillante y los niños terminan la escuela. Puede parecer idílico, pero esta vida no está exenta de desafíos, como dice Pascale:

"Cada año hay nuevas sorpresas. Enfrentamos mal tiempo, problemas mecánicos y riesgos de seguridad. Puede ser muy estresante".

Una vez recogidas, Pascale lleva las flores directamente a su amigo destilador Stephan Francisci el mismo día. Esto evita la fermentación de las flores, que pueden dañar el aceite. Trabajan en estrecha colaboración para garantizar la mejor calidad posible.

TRABAJAR LA TIERRA PARA LA COSECHA

campos de siempreviva
Después de la cosecha, el fuerte sol de julio calienta y seca el suelo. Las plantas de siempreviva permanecen en un estado latente y no se despiertan hasta que las primeras gotas de lluvia de otoño refrescan el suelo. Cada tres semanas en otoño y primavera, Pascale trabaja el suelo y elimina las malas hierbas con su tractor.

Poco menos de un mes antes de la cosecha, Pascale y sus vecinos ponen la cosechadora en su tractor para que esté lista cuando llegue el momento. Es un proceso preciso: "Si se hace demasiado pronto, la planta no habrá tenido tiempo para producir la cantidad óptima de aceite. Si se hace demasiado tarde, el viento y el calor secan la planta y la cantidad de aceite se reduce sustancialmente".

CONSTRUIR UNA RELACIÓN EXITOSA

campos de siempreviva orgánica
En 2006, cuando Pascale y L'OCCITANE se conocieron, el cultivo de siempreviva, en lugar de recoger la flor en la naturaleza, era relativamente nuevo para todos en Córcega. Con el apoyo de L'OCCITANE, se utilizaron métodos de cultivo de lavanda para lanzar este nuevo cultivo.

L'OCCITANE y Pascale han seguido cosechando los beneficios de su asociación desde entonces. Así, L'OCCITANE tiene a su lado un productor de siempreviva dedicado a suministrarle este poderoso ingrediente y Pascale cuenta con el apoyo de L'OCCITANE en los buenos y en los malos tiempos, como cuando un incendio dañó su granja y su tierra. Al trabajar con L'OCCITANE, Pascale puede continuar haciendo lo que realmente le gusta: cultivar la preciosa flor de siempreviva.

NUESTROS PRODUCTOS INSPIRADOS EN LA SIEMPREVIVA

Ver más productos

Nuestra colección Siempreviva Divina

La flor de siempreviva está en el corazón de nuestra colección Divina. Una gama de tratamientos especialmente diseñados para tratar los signos del envejecimiento gracias a los indiscutibles poderes de esta flor que nunca se marchita.

DESCUBRIR

Un ingrediente muy valioso

Descubre las virtudes de un ingrediente extraordinario: la siempreviva. Verdadera flor mágica, es conocida por sus beneficios para la piel. Descubre cómo L'OCCITANE se ha inspirado en esta flor para crear tratamientos que harán maravillas en tu piel.

DESCUBRIR

Conoce a nuestros productores

Nuestros ingredientes, y por lo tanto nuestros productores, son el alma de L'OCCITANE. Sin su arduo trabajo, dedicación y habilidades, sería imposible para nosotros crear productos tan únicos y auténticos.

¡El diálogo, el respeto y la transparencia están en el centro de nuestras relaciones con nuestros productores y algunas de nuestras asociaciones han durado más de 30 años!

Descubre sus historias inspiradoras y fascinantes. 
DESCUBRIR