Michaël Comte, nuestro recolector de madera de enebro salvaje

madera de enebro madera de enebro

El hombre que recolecta el enebro salvaje de Ardèche

Michaël Comte ayuda a proteger los suntuosos bosques del Ardèche gracias al desbrozado – un proceso que consiste en limpiar los campos y el bosque de la vegetación más pequeña a menudo responsable de la propagación de los fuegos. En lugar de vender los matorrales de enebro para su uso como madera de chimenea, decidió aprovechar sus preciadas propiedades; lo que le ha convertido en proveedor de enebro de uno de los destiladores de L’OCCITANE.

Descubre cómo se enamoró de esta madera salvaje y maravillosa y cómo se dedica a recuperar este ingrediente biológico para nuestra colección Cade (enebro) a la vez que consigue proteger la biodiversidad de la región.

La madera de enebro: una tradición familiar

enebro enebro

Michaël creció en la localidad de Valvignères, en el sur del Ardèche, rodeado de un bosque preservado que cubre el 60% de esta región salvaje. Aquí prospera el enebro, un árbol tosco de hojas espinosas y madera imputrescible. Sus ramas, recubiertas de pequeñas bayas oscuras, son apreciadas por las aves migratorias durante el invierno; lo que contribuye a la biodiversidad de la región.

El enebro forma parte de la vida de Michaël desde su infancia. Su familia lo utiliza desde hace generaciones en su explotación vitícola y ovina. “De niño, ayudaba a mi padre a cortar la madera de enebro para hacer las estacas de los viñedos”, recuerda. “Y mi abuelo utilizaba también esta madera para fabricar corrales para sus ovejas” 

Aprovechar la madera de enebro mientras protege el bosque

Ya de adulto, Michaël tomó las riendas de una parte inutilizada de los terrenos de su padre. Empezó a trabajar la tierra para prepararla para la plantación de cultivos y para ayudar a financiarse creo una empresa de desbrozado. Enseguida comenzó a trabajar para la Comission Forestière, con el objetivo de desbrozar y proteger el bosque del Ardèche contra los incendios. 

Era complicado vender la madera sobrante como madera de chimenea, por lo que quiso buscar una alternativa. "Me parecía una pena echar a perder esta madera”, cuenta. Es así como se le ocurrió la idea de destilar las virutas de madera de Cade (enebro) que recogía.  

michael comte michael comte

Destilar por primera vez el preciado aceite esencial de enebro (cade)

virutas de enebro virutas de enebro

Además de su suntuosa fragancia - terrosa, amaderada y cálida - el aceite esencial de enebro tiene propiedades beneficiosas para la piel. Es antiséptico, calmante y ayuda a regular el sebo. Sin embargo, cuando Michaël empezó a recolectar virutas de enebro, no había mucho mercado para su aceite esencial. 

Con el objetivo de revalorizar esta madera típica de su región, Michaël destiló sus virutas y le ofreció el aceite esencial a Philippe Soguel, un conocido destilador de la Drôme provenzal. Phillipe puso en contacto a Michaël con L’OCCITANE y de ahí nació una nueva colaboración. “Nuestro aceite esencial se utiliza ahora en los productos cosméticos de la gama masculina de L’OCCITANE”, declara un orgulloso Michaël.

Años de trabajo para conseguir un aceite muy valioso

Aunque durante generaciones los agricultores provenzales han utilizado el enebro por sus propiedades aromáticas - transformado en bloques se utilizaba para perfumar los armarios o se aprovechaba su serrín para hacer incienso -  producir aceite esencial de enebro no es fácil. Al contrario que otros ingredientes biológicos que utilizamos en nuestras gamas, como la verbena, la lavanda o la almendra, los árboles de enebro no pueden ser cultivados – crecen de forma silvestre a lo largo del Mediterráneo.

"El cade (enebro) es un aceite esencial muy preciado porque su madera precisa de mucho tiempo para crecer", explica Michaël. Los árboles crecen de forma natural y no se cortan si no hay una razón valiosa para ello, como puede ser el desbrozado. Utilizar el enebro para su aceite esencial ayuda a valorizar el bosque y respetar y cuidar su terreno. Esto a Michaël le apasiona.

corteza de enebro corteza de enebro

El aceite esencial de enebro para L’OCCITANE

aceite esencial aceite esencial

Michaël recolecta su madera de octubre a abril, cuando los días son más frescos y el aire está más vivo. Gestiona la biodiversidad del bosque gracias al desbrozado y es uno de los firmantes de la declaración de recolección responsable de L’OCCITANE, lo que demuestra su compromiso a favor de la sostenibilidad medioambiental. En el marco de ese compromiso, Michaël se asegura de que los árboles jóvenes de enebro no sean cortados y cuida que los ejemplares más viejos sean conservados para ser replantados, con el fin de proteger el ecosistema de este preciado árbol.


Tras la recolección, la madera de enebro se deja secar durante dos años antes de ser molida. El serrín se coloca en un alambique donde son necesarias hasta cuatro horas para extraer su opulento aceite. A continuación, se deja en el alambique durante cuatro horas adicionales. Para rellenar un alambique y producir 100 litros de aceite esencial son necesarios alrededor de 25m3 de madera de enebro. "El aceite es muy preciado porque su proceso de producción es largo”, explica Michaël. “Hace falta paciencia para conseguir los mejores aceites esenciales de enebro”.

Celebrar el valor de una planta olvidada

A menudo desechado durante el desbrozado, Michaël ha sabido apreciar su valor: “Los árboles de enebro ya no se utilizan como estacas para los viñedos o como madera para la chimenea, pero ahora tienen una función nueva y diferente”, cuenta.

Gracias al profundo respeto que siente Michaël por este árbol, y a su deseo de aprovechar al máximo su preciada madera, ahora cumple un importante papel en su vida y en la de los recolectores “Mi familia vive ahora en una finca renovada, rodeada de numerosos enebros”, explica. “Este árbol forma parte de la región; pero también de nuestro día a día”

árbol enebro árbol enebro

Productos inspirados en madera del enebro

Conoce a nuestros productores