Philippe & Magalie Mary, nuestros productores de Verbena

productores verbena productores verbena

La pareja de productores detrás de nuestra verbena biológica

Desde que se conocieron en la Isla de la Reunión, hasta que compraron su primer terreno de cultivo en las colinas provenzales, Philippe y Magalie Mary han vivido muchas historias juntos. Su pasión por la agricultura sostenible y las hierbas típicas de Provenza, les animó a producir su propio cultivo: el de verbena. Conoce de cerca su historia y los detalles de cómo se convirtieron en productores y proveedores del agua floral biológica de nuestra icónica colección perfumada y refrescante de Verbena.

Un sueño compartido

Formados en gestión e ingeniería agrícola, Philippe y Magalie soñaban desde muy jóvenes con poner en marcha su propia explotación. Ambos se conocieron en la Isla de la Reunión, y al volver a Francia, decidieron buscar un terreno con un edificio que les permitiera poner en marcha un servicio de casa rural para huéspedes.

"Buscábamos precisamente instalarnos en Provenza; era el lugar donde yo había crecido”, explica Philippe.

En 1998, encontraron el lugar perfecto. En aquel momento la "Bâtisse du Catalan" era un edificio en ruinas en Jouques, cerca de Aix-en-Provence. Pero un año después - y con el apoyo de la familia – consiguieron revivir el terreno y el edificio.

verbena verbena

El cultivo de las hierbas medicinales y aromáticas

culture culture

Tras instalarse en su nuevo hogar, la pareja comenzó a poner en marcha su empresa, a trabajar las tierras y a cultivar hierbas aromáticas de Provenza. Poco después, se asociaron a una cooperativa local productora de hierbas medicinales (tomillo, romero y ajedrea) con el fin de destacar su trazabilidad. El terreno resultó ser aún más especial de lo que habían imaginado. 

"El microclima local nos permitía plantar lavanda fina por debajo de los 600 metros; cosa que es bastante excepcional” explica la pareja.

Tras haber trabajado con destiladores locales, la pareja finalmente le propuso a Philippe Soguel, director de la Destilería Bleu Provence, destilar su lavanda y su tomillo. Soguel se quedó impresionado del valor que le daban a la agricultura sostenible, y les pidió que incluyeran más plantas en su repertorio, como el geranio bourbon, cuyo aroma se asemeja al de la rosa.

Pasión por la agricultura biológica

El director de la destilería, Philippe Soguel, estaba encantado de trabajar con la pareja debido a la pasión con la que cuidaban sus terrenos. Desde el principio utilizaron métodos biológicos para cultivar sus plantas y nunca descartaron la vía natural. 

Una vez pulverizamos un pesticida, pero cuando vimos el desastroso resultado sobre la biodiversidad de nuestros campos, decidimos no volver a hacerlo jamás”, cuenta Philippe.  

"Las malas hierbas se arrancan a mano y solo utilizamos fertilizantes a base de ingredientes biológicos para enriquecer el suelo ", añade.

Aunque no les empujaba ninguna motivación comercial, en 2008 obtuvieron el sello bio“Ni siquiera utilizamos los productos químicos que sí se autorizan en la agricultura biológica” Según Magalie “¡Al final somos aún más bio que lo bio!”

verbena verbena

La asociación con L'OCCITANE

campos de verbena campos de verbena

Cuatro años después de su primer encuentro con Philippe Soguel, el destilador puso en contacto a la pareja con L'OCCITANE, preguntándoles si estarían interesados en la plantación de verbena. Philippe Soguel trabaja con L’OCCITANE desde hace varios años, en una relación basada en el respeto mutuo, la confianza y la transparencia. A la pareja enseguida le entusiasmó la idea y la oportunidad de cultivar un ingrediente nuevo y de calidad. Magalie explica que sintieron que "nuestras personalidades y valores se correspondían ", y que se trataba "no solo de una iniciativa comercial sino también de una aventura humana entre los equipos de L’OCCITANE y nosotros ".

"Nos encanta conocer nuevos cultivos, y es así cómo nació nuestro proyecto de especialización de la Verbena” explica Magalie. En el marco de esta nueva relación, L’OCCITANE ofreció su apoyo con un equipo dedicado a ayudar a la pareja a poner en marcha su primera plantación.

La verbena a lo largo del año

Cada año, en mayo, nuestros productores replantan sus campos de Verbena. Esta delicada planta no sobrevive el rigor del invierno. Riegan con cuidado las nuevas semillas y las nutren con fertilizantes biológicos tres veces por temporada de crecimiento. La Verbena se recolecta dos veces al año, una vez en agosto, cuando el sol está en su momento más cálido, y otra al final de octubre, cuando se empiezan a notar los primeros fríos del invierno en el campo.

"Queríamos producir un cultivo local adaptado a nuestro clima y terreno explica Magalie, que disfruta del perfume único y del color vibrante de la verbena que baña su paisaje.

Una nueva tradición familiar

A pesar de su éxito, la pareja es feliz gestionando un cultivo pequeño y sostenible. De esta manera consiguen concentrarse en la calidad de sus cultivos y cuidar sus campos como es debido; deshebrando a mano las malas hierbas. Como replantan la verbena cada año, pueden adaptar el tamaño de sus campos en función de la demanda - en 2018 plantaron hasta una hectárea.

La tradición viene acompañada de una investigación constante por parte de los dos agricultores. “Tratamos de adaptarnos y de probar cosas nuevas”, explican. Su compromiso con mejorar la calidad del suelo y con promover la biodiversidad - a través de la investigación, la experimentación y la observación - han sido la clave de la particularidad de su verbena.

Nuestros productos inspirados en Verbena

Conoce a nuestros productores