¿Cómo saber tu tipo de piel? ¡Y encontrar la rutina ideal!

conocer tu tipo de piel

Antes de adoptar una rutina de cuidado de la piel, es importante conocer bien tu piel, conocer sus características, qué productos pueden ser beneficiosos, qué hábitos evitar... Te guiamos para ayudarte a determinar cuáles son los mejores cuidados y los hábitos de belleza a seguir según el tipo de piel que se adapte a tus características.

1. Aprende a conocer tu piel

conocer tu tipo de piel
No siempre es fácil determinar tu tipo piel y comprender sus reacciones. Por lo tanto, conocer bien tu tipo de piel, su naturaleza y su condición significa poder reajustar tu rutina de belleza y tus hábitos diarios para cuidarla y mantenerla lo más cómoda posible. Es importante saber que la piel tiene su propia naturaleza. No estar completamente satisfecho con la apariencia de tu piel, y sentir incomodidad es muy común.

Normalmente no es posible modificar tu tipo de piel, ya que a menudo este depende de factores internos y diversos como los antecedentes genéticos, la salud o incluso las hormonas... Sin embargo, puedes mejorar su apariencia gracias a unos buenos hábitos y cuidados adaptados a las características del tipo de piel en cuestión. Para hacer esto, comienza por determinar cuál es tu tipo de piel. Realiza la prueba a continuación para averiguar si tu piel es normal, seca, grasa o mixta. Luego puedes recopilar nuestros mejores consejos para mantener tu tipo de piel de la manera más óptima posible.

2. Haz la prueba

test tipo de piel
La prueba del papel es una forma muy simple y efectiva de determinar tu tipo de piel. Simplemente debes seguir los siguientes pasos:
  • Para que esta prueba sea confiable, asegúrate de que tu cara no esté recién lavada.
  • Tome una hoja de papel de seda o un pañuelo de papel.
  • Pon el papel sobre el rostro para que quede cubierto en su totalidad (frente, nariz, mentón, mejillas).
  • Asegúrate de que el papel esté en buen contacto con tu rostro, no dudes en presionarlo en las áreas huecas de la cara.
  • Espera unos segundos (30 segundos es suficiente)
  • Retira el papel de tu rostro.

Si la hoja está intacta, su piel está seca o normal. Si hay rastros de grasa visibles en la frente, la nariz y el mentón (zona T), tu piel es mixta. Si la grasa también está presente en las mejillas, tienes la piel grasa.

3. Piel normal

piel normal
Tu piel es normal si…
 
  • No es propensa al exceso de sebo.
  • No presenta ninguna irregularidad particular.
  • No tira, es cómoda.
  • No tiene zonas resecas.
  • La textura de tu piel es regular.
  • Tus poros apenas son visibles​

¿Quién no sueña con tener una piel normal? Este tipo de piel es considerado ideal porque no es propenso al exceso de sebo o sequedad y la textura de la piel es uniforme

Sin embargo, la piel normal, como todos los tipos de piel, necesita unos cuidados diarios para mantener o mejorar su apariencia, revelar su luminosidad y prevenir los signos del envejecimiento.
serum-todo-tipo-de-piel
Para todas tus rutinas de cuidado de la piel, sin importar el tipo, recomendamos nuestro Sérum Reset Siempreviva, que le brindará un efecto de piel renovada y suavizará visiblemente las líneas finas. La Crema Preciosa Siempreviva es ideal como crema de día para la piel normal, refuerza el poder de renovación natural de la piel y ayuda a combatir los primeros signos de envejecimiento. Por la noche, la Crema Ligera Confort Karité será perfecta. Al despertar, tu piel estará suave y flexible.

¡Cuida tu piel desde el interior, recuerda hidratarte todos los días! Bebe de 6 a 9 vasos de agua al día. También elige una alimentación rica en agua y antioxidantes, con alimentos como brócoli, pimiento, tomate, zanahoria o aguacate.

¡Prepara platos verdes, frescos y coloridos! Incluye siempre frutas en tu alimentación: frambuesas, fresas, granadas, grosellas negras... !Y diviértete!

 

Cuidados para piel normal

Descubre todos los cuidados para piel normal

3. Piel normal

piel normal
Tu piel es normal si…
 
  • No es propensa al exceso de sebo.
  • No presenta ninguna irregularidad particular.
  • No tira, es cómoda.
  • No tiene zonas resecas.
  • La textura de tu piel es regular.
  • Tus poros apenas son visibles​

¿Quién no sueña con tener una piel normal? Este tipo de piel es considerado ideal porque no es propenso al exceso de sebo o sequedad y la textura de la piel es uniforme

Sin embargo, la piel normal, como todos los tipos de piel, necesita unos cuidados diarios para mantener o mejorar su apariencia, revelar su luminosidad y prevenir los signos del envejecimiento.
piel-seca-crema
 
Esta última actuará como un tratamiento "antised" y mejorará la hidratación natural de la piel. Para tu cuidado facial nocturno, elige nuestra Crema Ultra Rica en Karité. Es un verdadero concentrado de nutrición para satisfacer las necesidades de la piel seca a muy seca y así evitar la tirantez. Para limpiar tu rostro, elige un cuidado de limpieza suave para la piel, con un pH neutro.

En cuanto a tu estilo de vida, ¡tienes que beber agua! La misma recomendación que para la piel normal o más. Tu piel necesita estar bien hidratada por dentro. También es interesante enriquecer tu alimentación con ácidos grasos insaturados esenciales con alimentos como el pescado azul (salmón, sardinas, caballa).

El zinc y las vitaminas B5 y E también son conocidos por los beneficios de apariencia de la piel. Lo encontrarás en las ostras (zinc), semillas de sésamo, cereales, vegetales verdes (vitamina B5) o en aceite de avellana (vitamina E).

 

Cuidados para piel seca

Descubre todos los cuidados para piel seca

5. Piel grasa

piel-grasa
Tu piel es grasa si...
 
  • Presenta exceso de sébo.
  • Está brillante e incómoda. 
  • Los brilos están localizados en la frente, la nariz, el mentón y las  mejillas.
  • Tus poros dilatados y muy visibles.
  • La textura de tu piel es irregular (imperfecciones…)
  • Tiene tendencia a los puntoss negros

La piel grasa puede ser complicada de manejar, de hecho, su aspecto brillante y las irregularidades que causa (granos, poros dilatados, imperfecciones) pueden ser relativamente incómodos para los afectados. La piel es grasa principalmente por causas hereditarias u hormonales, por lo tanto, es difícil controlar la secreción de sebo ...

 
piel-grasa-cuidados
El error que no debes cometer es "exfoliar" tu piel con productos abrasivos y no humectarla, con la esperanza de que produzca menos sebo y tenga menos imperfecciones.

Por el contrario, esto tendrá el efecto contrario, producirá más sebo para protegerse de la agresión. Así que lo mejor es optar por limpiadores suaves que respeten la piel. Puedes aplicar una Mascarilla Purificante de Rostro una vez por semana para purificar su piel y exfoliarla suavemente.

Usa nuestro Fluido Matificante Pivoine Pure como tu cuidado de día para hidratar tu piel mientras limitas los brillos.
piel-grasa-lifestyle
 

Hay muchos hábitos beneficiosos a adoptar cuando tienes la piel grasa. Beber suficiente agua (esto se aplica a todos los tipos de piel) y una alimentación saludable y equilibrada. Evitar el azúcar y el exceso de grasa.

Dar prioridad a alimentos ricos en omega-3 como el salmón, el atún, las nueces, los huevos o el aguacate. Las vitaminas A (jugo de zanahoria, camote, espinacas), C (guayaba, grosella negra, perejil fresco) y E también son beneficiosas en el caso de las pieles grasas.

También, puedes realizar limpiezas de la piel con un profesional (dermatólogo, esteticista) para eliminar las impurezas que obstruyen los poros y limitar la aparición de puntos negros.

Los ideales para piel grasa

6. Piel mixta

piel-mixta
Tu piel es mixta si…
 
  • Presenta exceso de sebo.
  • Está brillante y es incómoda.
  • Los brillos están localizados en la zona T (frente, nariz, mentón)
  • Tus mejillas no suelen tener brillos
  • Tus poros estan relativamente dilatados y visibles.
  • Tu piel tiene algunas irregularidades (puntos negros, imperfecciones)

Poros más dilatados y brillos en la zona T, mejillas con tendencia seca, la piel mixta no es siempre del todo evidente. Así como con la piel grasa, no es posible controlar totalmente la producción de sebo ya que depende de factores internos del organismo.
piel-mixta-cuidados
Para cuidar tu piel mixta durante el día, puedes aplicar nuestra Crema de Rostro Perfeccionadora Pivoine. Ayudará a embellecer la piel y la dejará suave, lisa y aterciopelada porque matiza los poros, las líneas finas y otras imperfecciones.

Por la noche, elige una textura de gel con nuestro Gel Ultra Hidratante Aqua Réotier, para hidratar tu piel mixta sin un efecto graso.

Como cuidado complementario, no dudes aplicar una vez a la semana un exfoliante para eliminar las impurezas que puedan obstruir los poros, nuestro Exfoliante de Rostro Luminosidad será tu aliado perfecto.
piel-mixta-cuidados
Rutinas cotidianas y sencillas son las que mejor funcionan ¡para la piel mixta! Una buena hidratación cotidiana, una alimentación equilibrada rica en vitamina A, C y E así como en omega-3...

Cuida tu piel desde el interior. Su tus mejillas tienen tendencia a la tirantez, no dudes en aplicar una crema más hidratante en esta zona para tratar esta molestia, además de beber suficiente agua para hidratarte desde dentro.

Observa tu piel y ajusta tu rutina según tus necesidades.

Cuidados para piel mixta

Todos los cuidados para piel mixta

7. Condición y tendencia de tu piel

condición de la piel
A diferencia del tipo de piel, la condición de tu piel no es irreversible. Esta es una tendencia más o menos temporal que caracteriza tu epidermis y hace tu piel esté deshidratada, sensible, madura ...

Algunos buenos hábitos y cuidados específicos pueden mejorar visiblemente este estado de la piel. ¡La ecuación que determina tu piel no es tan simple!

Por ejemplo, la piel puede ser grasa y deshidratada, lo que requiere un cuidado especial...
piel-deshidratada

¿Tienes la piel deshidratada?

La piel deshidratada puede tener áreas localizadas de sequedad que causan incomodidad. La tez se ve opaca y apagada y la piel tiene una textura rugosa. ¿Nuestro consejo? Aumenta tu hidratación.

No dudes en aplicar de una crema ultra hidratante en las áreas problemáticas para proporcionar un tratamiento intensivo efecto "cura" y rehidratar tu piel.

 
piel-sensible

¿Tienes la piel sensible?

La piel sensible parece irritarse regularmente, tiene un enrojecimiento más o menos localizado y es incómoda debido a la tensión, picazón y posibles irritaciones que causa.

¿Nuestro consejo? Suavidad. Aplica siempre limpiadores muy suaves para la piel y cremas calmantes, sin perfume e hidratantes. También reestablecer la hidratación con una vaporización de una bruma hidratante y refrescante en tu rostro después de cada contacto con agua del grifo, ya que su contenido de cal puede irritar la piel.
piel madura

¿Tienes la piel madura?

Con el tiempo y a medida que pasan los años, la piel envejece. Es un proceso muy natural. La piel se relaja, es menos elástica y tenderá a ceder más fácilmente. Por causas, cambios hormonales, fatiga, rayos UV.

¿Nuestro consejo? ¡Protégete del sol! Aplica una crema con SPF en el rostro y cuello, incluso en invierno, para evitar el envejecimiento de la piel. ¡Esto es válido para todos los tipos de piel en todo momento! La hidratación adecuada también permitirá que tu piel esté en mejor estado.