Tus indispensables para una escapada de esquí

¿Ya te ves cuesta abajo en las pistas de esquí, degustando los mejores manjares de invierno y relajándote en medio de los picos nevados? Te entendemos, ¡nada como el aire de la montaña para recargar las baterías! Sin embargo, para la belleza, es mejor tomar algunas precauciones si no quieres volver con las manos estropeadas o con la piel lastimada por las agresiones externas. Encuentra los 5 tratamientos esenciales para disfrutar unas vacaciones de esquí radiantes.

1. Una crema para proteger la piel

Crema hidratante L'Occitane
Al esquiar, cuando el sol brilla, lo hace en todo su esplendor. Entre la altitud, la falta de sombra y el reflejo del sol sobre la nieve, los rayos UV están en todas partes. Así que lo mejor es cuidamos la piel del rostro aplicando los productos adecuados y evitando exponer la piel al sol sin la mínima protección.

• En la mañana, sobre la piel limpia, aplica un fluido de protección solar ligero con un alto índice de protección. Será la base de tu rutina y su reaplicación durante el día será esencial.

• A continuación, procede con tu rutina habitual de belleza, insistiendo en la hidratacion de tu piel con una crema de textura untuosa y fundente como la Crema Confort Ultra Rica Karité. Aplícala en tu rostro y cuello.

• Si ya tienes sequedad en alguna zona de tu rostro, aplica igualmente Manteca de Karité en pequeña cantidad en la zona afectada. Por ejemplo, las comisuras de los labios y el área alrededor de las fosas nasales a menudo se secan y se agrietan con mayor facilidad.

2. Una crema para proteger tus manos

Incluso si están protegidas con guantes o mitones, nuestras manos sufren las agresiones externas relacionadas con el entorno de la montaña. Las temperaturas heladas, la fricción repetida, la humedad ambiental, pueden ocasionar sequedad en la piel de tus manos. Para evitarla, lo mejor es anticipar y tener tu crema de manos siempre cerca.

Elige un tubo compacto que puedas guardar fácilmente en el bolsillo de su traje de esquí. Gracias a su composición enriquecida con un 20% de karité orgánico, ¡la Crema de Manos Karité será tan indispensable como tus bastones de esquí!

3. Un bálsamo de labios para evitar la sequedad

Si le quitamos el encanto de los telesillas o a los bares de gran altura, la montaña tiene un entorno hostil. Y si no estamos atentos, algunas áreas sensibles y frágiles de nuestro cuerpo nos lo recordarán. Este es el caso de nuestros labios, que se secan y se vuelven ásperos en un tiempo récord sin el cuidado adecuado.

Durante tu escapada en la montaña, no dejes esquiar tu Bálsamo de Labios Karité. Su formato práctico y compacto, será un aliado fiel para tus labios secos y muy secos, los nutrirá y protegerá. Recuerda aplicarlo regularmente, varias veces al día y disfruta de tu sonrisa en la nieve.

4. Una crema untuosa para masajear tu cuerpo

De un año para otro, tendemos a olvidar que un día de esquí intenso a menudo nos deja con un cuerpo cansado y dolores corporales. Para remediar esto, dese un ritual de bienestar digno de ese nombre cuando regrese de las pistas.

Primero disfruta de tu ducha para relajarte. Si tuviste la buena idea de llevar contigo un exfoliante de cuerpo, aplícalo y masajea tu piel suavemente, esta es una buena manera de decir adiós a las células muertas de la piel para mantener la piel suave.

Por último, no pierdas la oportunidad de hidratar y masajear su cuerpo del cuello a los pies con la Crema de Cuerpo Ultra Rica Karité. Gracias a su fórmula con 25% de manteca de karité, envuelve delicadamente tu piel con un velo protector sin rastros grasos y ayuda a nutrir tu piel intensamente para una hidratación de hasta 72 horas.

5. Una crema para cuidar tus pies

¿Crees que tus pies tienen mucha suerte, envueltos en tus tres pares de calcetines de esquí? Efectivamente, a diferencia de tus manos, no están obligados a enfrentar el frío directamente.

Sin embargo, a veces soportan momentos dolorosos, prisioneros de lo que parecen dispositivos de tortura para los no iniciados en el mundo del esquí. Es por esto que tus delicados pies apreciarán sin duda un tratamiento especial, como la aplicación de la Crema de Pies Karité antes de ir a la cama. Formulada con activos naturales calmantes, hidrata y refresca eficazmente los pies secos y calientes. La mejor manera de comenzar con pie derecho un nuevo día de esquí.

¡Ya estás preparad@ para disfrutar de las pistas!

Tus aliados para tu escapada a la montaña: