Piel mixta: características, causas, consejos y rutina de cuidados

¡La piel mixta no siempre es fácil de identificar! En efecto, presenta ciertas peculiaridades: exceso de sebo localizado en la zona T, irregularidades, poros dilatados, la piel de las mejillas a veces seca... Te ayudamos a entender este tipo de piel y a encontrar la mejor rutina para cuidarla.

Índice:

1. ¿Cómo saber si tienes la piel mixta?

Mientras que la piel grasa tiene la particularidad de presentar un exceso de sebo en todo el rostro, la piel mixta se reconoce por la presencia de un exceso de sebo localizado únicamente en la zona T (frente, nariz, mentón). La piel de las mejillas es normal o seca. ¿Tienes dudas sobre tu tipo de piel? Toma una hoja de papel de seda y colócala sobre todo tu rostro durante unos momentos. Si el papel presenta restos de grasa en la zona de la frente, la nariz y el mentón, pero no en otros lugares, tienes piel mixta. De lo contrario, descubre aquí más información sobre cómo conocer tu tipo de piel.

Otras características de la piel mixta son los poros relativamente más grandes en la zona T y la piel en su conjunto puede estar sujeta a diversas irregularidades más o menos visibles (puntos negros, imperfecciones). De hecho, el exceso de sebo localizado puede tapar los poros de la zona T y provocar la aparición de comedones, que en contacto con el aire, se oxidarán y se volverán negros: estos son puntos negros. ¡Por lo tanto, es difícil identificar los cuidados adecuados!

2. ¿Cuáles son las causas?

¿Por qué tenemos la piel mixta? En primer lugar, la presencia de brillo en el rostro es un fenómeno completamente normal y natural. El sebo permite que tu piel se proteja de las agresiones externas y la sequedad. Sin embargo, en el caso de este tipo de piel, existe una producción excesiva de sebo exclusivamente en la zona T.

Esta característica suele ser hereditaria y es el resultado de factores internos como las hormonas y su posible desregulación. La piel en la adolescencia también tenderá a ser más grasa debido al aumento de los niveles hormonales. Por lo tanto, es complicado controlar este aspecto "graso" de tu piel, porque se trata de su fisiología.

No es necesario "quitar capas" de la piel del rostro con productos demasiado abrasivos o irritantes, ya que la piel tenderá a producir más sebo para defenderse. Por lo  tanto, la regla de oro es utilizar productos que sean suaves y respetuosos con tu piel.

3. ¿Cuáles son los hábitos a adoptar para cuidar la piel mixta?

- ¡La hidratación! Tanto desde el interior, bebiendo suficiente agua (1,5L), o de 6 a 9 vasos al día, como desde el exterior, hidratando la piel en la superficie.

- Comer sano y equilibrado, limitar el azúcar y el exceso de grasas. La vitamina B6 (verduras, patata, plátano, huevo, etc.) y la vitamina C (grosella negra, perejil, pimiento rojo crudo, kiwi, etc.) también son apreciadas por este tipo de piel.

- Los omega-3 también son buenos: permiten una buena oxigenación de las células y así actúan sobre la epidermis. Lo puedes encontrar en salmón, atún, frutos secos...

- La vitamina A (jugo de zanahoria, batata, espinaca) y la vitamina E (semillas de girasol, aceite de avellana, sardinas) tienen un efecto positivo en la piel.

4. ¿Cómo cuidar la piel mixta?

Se recomiendan algunas reglas de oro para cuidar tu piel mixta:

- Limpieza del rostro por la mañana y por la noche con un limpiador suave y adecuado. Este es un paso esencial para deshacerse de la película de sebo y cualquier impureza que pueda incrustarse durante el día en la piel. Si aplicas maquillaje, debes eliminar los residuos de maquillaje para que los poros no se obstruyan. Acentúa la limpieza en la zona T ya que es más propensa a las imperfecciones. Sin embargo, evita "quitar capas" de la piel con productos que sean demasiado abrasivos o irritantes, ya que la piel tenderá a producir más sebo para defenderse.

- Hidratar tu piel es un gesto importante a adoptar todos los días, mañana y noche, para que esté fresca y luminosa. El hecho de que algunas partes de tu rostro tiendan a estar grasas no significa que no necesiten su dosis de hidratación. Por el contrario, una buena hidratación permite proteger la piel de tu rostro de las agresiones externas y la sequedad.
- Proteger tu piel del sol también es muy importante para preservar la juventud y belleza de la piel el mayor tiempo posible. En verano, cuando la piel está expuesta al sol, tiende a engrosarse, lo que dificulta la salida del sebo; incluso puedes sentir que tu piel está más seca, pero esto es un espejismo. Tu piel siempre será mixta, y es cuando pierdes el bronceado puede ocurrir un efecto rebote, con un aumento de granos y otras imperfecciones.

Por lo tanto, aplica siempre protección SPF y más cuando vayas a estar muchas horas bajo el sol. Además, tu piel “envejecerá” mejor, ¡el sol la causa número uno del envejecimiento prematuro de la piel!

5. ¿Cuál es la rutina ideal?

#1 LIMPIEZA

Tu rutina comienza con una limpieza profunda de tu rostro. Por la mañana, al despertar, es fundamental eliminar las impurezas que puedan haberse acumulado en la piel durante la noche. Así que opta por un limpiador facial como el Gel en Espuma Limpiador Facial Infusion, que combina tomillo y extracto de pepino, será perfecto para limpiar mientras despiertas tu piel.

Por la noche, después de un largo día, cuando tu piel haya tenido que hacer frente a la contaminación y las impurezas, haz una doble limpieza. Primero con un desmaquillante como nuestra Leche Limpiadora Infusion, luego limpiando tu rostro con el Jabón de Rostro Infusion. Finalmente, para evitar que la cal o residuos del agua del grifo cause tirantez en tu rostro, finaliza aplicando una nube de nuestra Bruma Ultra Hidrantate Aqua Reotier o un tónico en tu rostro.
application sérum

#2 SÉRUM

El sérum es un potenciador que tratará profundamente tu problema. Esto se debe a que tiene ingredientes activos que se dirigen a áreas de la piel que otros productos no pueden alcanzar. Antes de acostarte, tómate el tiempo para aplicar nuestro Sérum de noche Reset, mientras masajeas tu rostro extendiendo el producto hacia afuera.

¿Tu piel tiene manchas de cicatrices de granitos? Aplica nuestro Sérum Reina Blanca por la mañana, antes de hidratar tu rostro. Su acción iluminadora ayuda a que tu rostro sea más radiante y armonioso.
crema dia rostro

#3 HIDRATACIÓN

Para hidratar tu piel mixta, opta por una crema hidratante ligera, que no sea demasiado grasa para no saturar tu piel, que ya está produciendo un exceso de sebo en la zona T.

Nuestra Crema Perfeccionadora Pivoine ayuda a embellecer tu piel y mejorar su textura. Si tus mejillas están secas o tienen tendencia a tensarse, aplica una crema más rica en la zona, como nuestra Crema Ligera de Karité al 5%.

#4 CUIDADOS ESPECÍFICOS

La piel mixta necesita cuidados específicos: mascarilla purificante en la zona T, exfoliación, mascarilla hidratante... Opta por nuestra Mascarilla Purificante en la zona T para purificar tu piel. En las mejillas, aplica nuestra Mascarilla Calmante.

Una vez a la semana, exfolia tu piel para eliminar las impurezas más incrustadas y la piel muerta. Son estos tratamientos complementarios y específicos los que ayudarán a mejorar la apariencia de tu piel a largo plazo.

Imprescindibles para pieles mixtas

Ver todos nuestros productos para piel mixta

¿Quieres ver más consejos?

Consejos de belleza rostro

Descubre todos nuestros consejos para el cuidado del rostro

Utilizar correctamente tus tratamientos, tratar un problema específico, encontrar tu rutina adaptada… ¡Descubre todos nuestros consejos para el cuidado tu piel!
Descubrir