EL ARTE DEL DESMAQUILLAJE, ADOPTAR BUENOS HÁBITOS

arte de desmaquillarse arte de desmaquillarse

¿Cuáles son los hábitos a adoptar para desmaquillarte eficazmente? Si únicamente se pudiera elegir un producto para el rostro el desmaquillante se llevaría la palma. Es simplemente imprescindible para asegurar la belleza y la salud de tu piel. ¿Leche, aceite, agua, espuma o gel? ¿Qué textura elegir? Descubre nuestros consejos para limpiar correctamente tu rostro.

DESMAQUILLARTE, UN HÁBITO COTIDIANO

maquillaje maquillaje

Como su nombre indica, el papel del desmaquillante es eliminar los restos de maquillaje de tu piel. Algunas personas utilizan base de maquillaje, corrector, máscara de pestañas, línea de ojos, rubor, sombra de ojos, barras de labios... Otras se maquillan muy poco, si es que lo hacen.

Poco importa el nombre de los productos que te apliques, es esencial limpiar bien tu piel.

Además de los cosméticos, el desmaquillante retira también todas las impurezas que se acumulan en tu rostro, como el exceso de sebo o las partículas de contaminación o polvo. Este producto está formulado para actuar con suavidad y permite a la piel respirar. ¡Di adiós a las imperfecciones! 

La aplicación de desmaquillante es un gesto de belleza simple y rápido, que se integra fácilmente en tu rutina cotidiana. Es recomendable hacerlo por la mañana y por la noche, te hayas maquillado o no.

piel limpia piel limpia

UN DESMAQUILLANTE PARA CADA TIPO DE PIEL

En L’OCCITANE, cada uno de nuestros productos es conocido por responder a una necesidad específica, por eso hemos desarrollado una gama muy diversa para que cada mujer pueda desmaquillarse según su tipo de piel. Nuestras fórmulas innovadoras limpian el rostro y algunas los ojos y labios, incluso si tienes la piel sensible. Todos han sido testados bajo control dermatológico y oftalmológico.

leche desmaquillante leche desmaquillante

Si tienes la piel seca, elige una textura cremosa. Nuestra Leche Desmaquillante está hecha para ti. Su textura rica y de absorción fácil purifica tu epidermis ofreciendo a la vez una capa de hidratación.

Otra ventaja de la Leche Desmaquillante: ¡Se puede aplicar en rostro, ojos y labios!

aceite desmaquillante aceite desmaquillante

Cuando utilizas maquillaje a prueba de agua o de larga duración, aplica una textura oleosa como nuestro Aceite Desmaquillante de Siempreviva orgánico. Es más eficaz para disolver cosméticos más resistentes en los ojos y el rostro. También es muy recomendable cuando olvidas desmaquillarte después de una noche con amigos o una boda.

¡Además, nuestros aceites desmaquillantes no son comodegénicos! Se aplican directamente con la mano en tu piel, evitando el cabello. Termina tu limpieza profundizándola con la aplicación de agua micelar con un algodón.

agua micelar agua micelar

Al contrario, las pieles grasas o mixtas necesitan una fórmula ligera como la del agua micelar o los geles limpiadores. ¡El Agua Micelar 3-en-1 desmaquillante con tomillo energiza la piel en un solo gesto, eficaz y práctico!

Se aplica en discos de algodón en el rostro y el cuello. ¡No hace falta aclarar! Evita el contacto con los ojos, excepto si la etiqueta precisa lo contrario.

PÁSATE A LA DOBLE LIMPIEZA

doble limpieza doble limpieza

¡Una de las claves para una piel sana es la limpieza doble

Paso 1: utiliza un limpiador con textura oleosa para retirar las impurezas grasas como el maquillaje o el sebo. 

Paso 2: continúa con un limpiador con textura acuosa para retirar las impurezas con base de agua como el sudor y también para limpiar los poros en profundidad.

De este modo, la piel está preparada para la aplicación de cuidados, permitiendo que sus ingredientes penetren más profundamente. ¡El desmaquillante Leche-en-Aceite se utiliza como primera etapa de tu rutina de doble limpieza, seguido del Jabón Facial o de la Espuma-en-Aceite limpiadora para una piel perfectamente limpia!

LA LIMPIEZA EN TU RUTINA DE BELLEZA

Retirar el maquillaje constituye la primera etapa esencial en tu ritual diario. Prepara la piel para recibir los siguientes cuidados.

Por respeto al medio ambiente, aconsejamos los algodones reutilizables para los productos que no se pueden aplicar directamente con la mano. Si tu desmaquillante requiere aclarado usa agua fría. Luego seca el rostro con una toalla con ligeros golpecitos.

Cuando tu piel quede perfectamente limpia, puedes aplicar la crema o el sérum. Tu piel está bella, limpia y flexible. ¡Tu tez queda fresca y radiante

rutina de belleza rutina de belleza